Categorías
Guias y conocimientos

La guía definitiva para poner lavadoras y ahorrar agua

El mundo va cambiando y en la actualidad el cuidado de los recursos es una de las metas a cumplir. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que gastábamos energía de más utilizando nuestros electrodomésticos.

Hoy se debe realizar un consumo responsable y para ello es importante conocer cómo lograr el menor gasto posible en todas nuestras tareas cotidianas, entre las cuales se encuentra la de utilizar la lavadora.

Las máquinas de lavar se encuentran entre los tres electrodomésticos de una casa que más energía consumen. Aquí te ofrecemos una guía definitiva, para lograr ahorrar la mayor cantidad de energía posible en tus lavados.

De esta forma podrás ahorrar agua a la hora de poner lavadoras

Los electrodomésticos significan un gasto importante de energía y uno de los que más recursos utilizan es precisamente la lavadora, ya que no se trata solamente de un gasto en energía eléctrica, sino también de grandes cantidades de agua.

Se puede llegar a gastar más de 60 litros de agua por cada lavado en una lavadora que cuenta con una capacidad aproximada de 7 kilos, por lo que esto implica un gran gasto de este recurso tan importante.

Este factor depende en gran parte de distintos tipos de elementos, como puede ser el horario en el que se realizan los lavados y la eficiencia energética con la que la máquina lavadora cuenta.

La idea es reemplazar las lavadoras más antiguas, en las que no había tecnologías implementadas para el ahorro de agua, por las lavadoras actuales en las que el ahorro de energía está pensado no solamente para el agua, sino también para la electricidad, ya que se conoce que el 8% del consumo anual en una casa de familia proviene de la lavadora.

Electricidad y agua son dos de los factores a tener en cuenta, para lograr un ahorro energético necesario no solamente para nuestras facturas de luz y agua, sino también para un uso más responsable con el medio ambiente.

1.    No laves ropa que está limpia

Solemos poner grandes cantidades de ropa en la lavadora y en algunos casos, estas se han utilizado solo una vez, por lo que todavía no se encuentran sucias como para ser lavadas.

cajones-con-ropa
Una forma de ahorrar energía es también reconocer cuáles son las prendas que ya necesitan del proceso de lavado y diferenciarlas de aquellas que han tenido un solo uso, y que todavía puedes reutilizar.

Lavando ropa que está limpia lo único que haces es utilizar más energía y, por lo tanto, gastar más dinero. Solo lava aquello que está realmente sucio, porque lavando lo que está limpio también contribuyes a que las telas de las prendas se desgasten en menor cantidad de tiempo.

2.    Carga completamente el tambor al lavar

Otro de los grandes errores que significan un mayor gasto de energía es el de lavar cargas parciales en la lavadora. Si colocamos en esta máquina una cantidad mínima de prendas con el mismo programa de lavado de un tambor completo, solo estaremos gastando agua de más.

Lavar cargas completas, con la cantidad de detergente necesaria para esas cargas, es la forma más eficaz de ahorrar en energía.

Debes tener en cuenta también que carga completa no significa sobrecargar el tambor. Este es un error que también nos puede llevar a más gasto de energía, en este caso eléctrica,  o al deterioro de la ropa debido a que cuenta con más carga que la habitual.

3.    Puedes lavar tus prendas más delicadas a mano

Es una gran comodidad meter todo en la lavadora, pero en prendas delicadas puedes no lograr la eficiencia que necesitas y en muchos casos estas se pueden llegar a deteriorar.

Lavar a mano aquellas prendas más delicadas es la forma de tenerlas siempre impecables, además de que también será la forma de ahorrar agua en tu lavadora, que utilizas solamente para aquellas prendas que se lavan bien dentro de la máquina.

Todas aquellas prendas que requieren de cuidados especiales pueden ser lavadas a mano, con la cantidad de agua necesaria, y sin la necesidad de derrochar este recurso tan importante para nuestras vidas.

4.    Limpiar la lavadora

Para lograr la mayor eficiencia de nuestra máquina de lavado, es importante realizarle un constante mantenimiento de limpieza.

De otra forma, esta tendrá suciedad en todo su mecanismo, que puede pasar a las prendas que lavas, por lo que pensarás que debes lavarlas nuevamente y gastarás el doble de agua.

limpiar-goma-lavadora
Las lavadoras acumulan todo tipo de suciedad, proveniente de pequeños objetos que se encontraban en los bolsillos de los pantalones, moho, y cal.

Llevar a cabo una limpieza de la lavadora y quitarle estos elementos es la forma en la que la máquina funcione al 100 por ciento de sus posibilidades, y de esta forma se logra un mayor ahorro.

5.    Lava con agua fría lo más que puedas

Uno de los factores de mayor gasto de energía en una lavadora es la temperatura del agua. La mayoría de tus prendas logran estar completamente limpias mediante un lavado en frío, que no supere los 40 grados centígrados en el ciclo de lavado.

Utilizar agua caliente en los lavados hace que se consuma mucha más electricidad, por lo que en aquellas coladas poco sucias, la recomendación es lavar a baja temperatura.